El simple conocimiento de la técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP) puede suponer la diferencia para vivir o morir en la persona que sufre un paro cardiaco, el inicio de la RCP en los primeros instantes no solo aumentará las posibilidades de supervivencia sino que además reducirá en gran medida las secuelas neurológicas de quien sobreviva.

Cualquier persona puede ser útil en una situación de paro cardiaco.

 

¡APRENDE RCP, MI VIDA EN TUS MANOS!